Maduras calientes: opiniones y experiencias Maduras calientes: opiniones y experiencias
0.5
¿Buscas un romance con alguien con experiencia? ¿Quieres aprender nuevos secretos o descubrir qué puede ofrecerte una persona madura? Entonces, tal vez te estés... Maduras calientes: opiniones y experiencias 0.5

¿Buscas un romance con alguien con experiencia? ¿Quieres aprender nuevos secretos o descubrir qué puede ofrecerte una persona madura? Entonces, tal vez te estés planteando registrarte en Maduras-calientes.com: los usuarios suelen moverse entre los 35 y los 50 años, así que no esperes encontrar aquí a tiernos mancebos o a chicas dulces con las que intimar.

maduras calientes opiniones

Al llegar a la home, lo primero que encontrarás es un breve menú de registro gratuito y los perfiles de los últimos usuarios que se han dado de alta; y aunque podrás ver una foto y algunos de sus datos personales, no podrás averiguar más sin registrarte como usuario del portal. Ni tampoco tienes posibilidad de ver cuáles son las otras opciones que la página ofrece, así que parece bastante claro: si te pica la curiosidad, no queda más remedio que registrarte. ¡Al menos, el formulario es bastante corto!

¿Cómo acceder a Maduras Calientes?

Una vez has creado tu cuenta en Maduras calientes, ha llegado la hora de navegar por la página y descubrir qué secretos esconde el portal más maduro de Internet. De entrada te encontrarás con un buscador para que vayas directamente al grano: un buen truco con el que enterarte rápidamente qué perfiles tienes cerca y cuáles encajan con tus preferencias.

Maduras calientes

Buscador – Maduras Calientes

Si prefieres ir poco a poco, también puedes echar una ojeada a los últimos usuarios que se han registrado en la web y ver sus fotos, la edad y la ubicación en la que se encuentran. ¿Te interesa alguno? ¡Perfecto! Añádelo a tus favoritos o escríbele.

Maduras calientes registro

Resultado de Busqueda

¡Y es aquí donde empieza el principal “pero” de esta página! No puedes contactar con ningún usuario sin tirar de tarjeta de crédito, ni siquiera leer los mensajes que recibes. Además, cuando alguien te escribe van apareciendo ventanas emergentes avisándote de que tienes un mensaje nuevo y de que tienes que pagar para verlo, lo cual acaba resultando bastante pesado. Las diferentes opciones te permiten el acceso completo desde una semana hasta 6 meses, y los rangos de precios también son bastante variables.

Aun así, puedes editar bastantes opciones de tu cuenta para filtrar al máximo el tipo de usuario que estás buscando y conseguir que contacten contigo las personas que encajen con lo que buscas. Lo primero y tal vez más importante son tus preferencias sexuales: definir si buscas hombres, mujeres o parejas es primordial, ¿no crees?

perfiles maduras calientes

Editar Perfil en Maduras Calientes

Más allá de tus datos personales, puedes indicar qué tipo de cita te gustaría tener con los usuarios o usuarias de la página, las fechas que te irían bien y el momento del día, e incluso qué tipo de cita quieres tener: desde tener relaciones íntimas hasta salir a tomar algo, el rango es bastante variado. Según la mayoría de opiniones y comentarios de usuarios esto es muy interesante si queremos conseguir buenos contactos.

Sea como sea, todas las posibilidades de la página quedan mermadas por la necesidad de pagar para contactar con el resto: limitarse a ver las fotos de los álbumes se vuelve monótono y aburrido y esto, combinado con la cantidad de veces que aparecen mensajes que te incitan a pasar la tarjeta, acaba cansando.

Maduras calientes gratis

Métodos de pago en Maduras Calientes

Maduras calientes: opiniones y nuestras conclusiones

La única sección totalmente gratuita de Maduras calientes es el “Jardín secreto”: se trata de un juego en el que puedes indicar si te gustan o no las fotos de los usuarios que van apareciendo, y se van sumando al espacio de “tus flipes”; entonces, el usuario de la foto deberá adivinar quién ha “flipado” con su fotografía.

Otra forma divertida y original de conocer al resto de usuarios de Maduras calientes es a través de la sección “Fotos” del menú superior: aquí encontrarás las fotos de todos los usuarios del portal, clasificadas por categorías y con un filtro para ver solo las de hombres, mujeres o parejas.

Si ves alguna foto que te guste, tienes las mismas opciones que con las fotos de perfil: añadir al usuario a tus favoritos o bien enviarle un mensaje, si es que finalmente te has decidido a pagar por una cuenta completa. Y lo mismo pasa con los usuarios que quieren quedar hoy: no hay forma de contactar con ellos sin pagar. De esta manera, lo que parecía uno de los puntos más interesantes de la web —poder quedar cuando quieras con los chicos y chicas registrados— pierde todo el interés.

En definitiva, nuestra opinión es que si no te animas a hacerte con un abono parece complicado poder disfrutar de esta página de contactos: la imposibilidad de chatear con los usuarios e incluso de enviar un mensaje para una primera toma de contacto hace que la experiencia no sea demasiado satisfactoria. Además, cerrar la sesión e incluso darse de baja parece más complicado de lo que debería, ya que ambas opciones están relativamente ocultas. Un detalle muy negativo para una página que promete bastante más de lo que ofrece y cuyas opciones son, como poco, limitadas.